Aquí os dejo una de mis recetas de puré de la fase 2 que en breve os explicaré… ir tomando nota!!

En lugar de pescaito también podéis ponerle 100 gramos de solomillitos de pollo a la plancha. Pero primero probar tres días a que os siente bien el pescaito!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

Calabaza – 1 trozo de Calabaza naranja de Mercadona

Cebolla – 1  (o bien un puerro)

Ajos – 2 dientes

Calabacín – 1

Zanahoria – 5

Pimiento Verde – un trocito

En total aproximadamente1,200 kgde verduras

Comino en polvo

5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Agua 500ml

Sal

5 Claras de huevo cocidas

500 grms Filetes de Fletan fresco

Con esta receta sale un1 litrode cremita aproximadamente, como para cuatro personas.

Preparación:

Sofreímos la cebolla y los ajitos en una cazuela con el aceite de oliva

Rehogamos la verdura cortada en trocitos junto con la cebolla y los ajitos dos minutejos…

Añadimos el agua, la sal y el comino y cocemos durante 25 – 30 minutos.

Mientras en un cazo cocemos los huevos durante 10 minutos… los enfriamos con agua, les quitamos la cáscara, reservamos las yemas y nos quedamos sólo con la clara cocida. (Las yemas se pueden usar para otra receta, una ensalada con pimientos y atún para por la noche).

Hacemos el fletan a la plancha utilizando un spray de aceite para la sarten, y se lo añadimos al puré de verdura junto con la clara de huevo.

Triturar al máximo hasta dejar una cremita fina y listo!!

Espero que os guste!!

Aquí os dejo la receta básica de caldo desgrasado de verdura y carne. Los primeros días tenía nauseas y a mi me sentaba mejor el caldo de verdura o bien gazpacho sin pan colado, y para un litro sólo usaba una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra. A por ello!! se puede…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

Calabacín

Zanahoria

Puerro

Apio

Hueso de Jamón

Hueso de Ternera

Cuarto trasero de pollo sin piel

Comino

Agua

Sal

Preparación:

Lavamos y pelamos bien la verdura. Venden unos pela-patatas que son muy cómodos para quitarle la primera piel a la zanahoria y al calabacín parcialmente. Puerro y apio lavar muy bien suelen tener mucha tierrilla. Se añade toda la verdura, el hueso de jamón,  el hueso de ternera y el cuarto trasero de pollo sin piel, se cubre de agua se le añade sal al gusto y unos cuantos golpes de comino. Se deja cocer en la olla durante 30 minutos… y listo!!!

Luego lo dejamos enfriar cuando este frio quitamos la capa de grasa con una espumadera o bien con una cuchara. Y lo colamos con un colador de algodón para quitar toda la grasa restante. Y listo para comer!!!!

No nos engañemos, hay que cuidarse… nuestra piel es importante y tras un Bypass Gástrico con más motivo.

La perdida de peso suele ser bastante rápida y tenemos que mimarnos.

Es importante mantener el nivel de hidratación de la piel para que tenga buena elasticidad y esté preparada para el cambio.

Yo empecé meses antes a tratar mi piel con la crema NIVEA de tarro azul.

Nuestras abuelas saben perfectamente lo buena que es esta crema… Mi abuela Mercedes siempre tuvo una piel fantástica gracias a NIVEA, y me la han recomendado en todos lados incluida la Unidad de Obesidad…

Un homenaje a una crema que nos ha acompañado desde hace muchos años con una fórmula que cuanto menos es realmente efectiva y os recomiendo antes y después de la cirugía…

Y encima a buen precio!!!

20120627-173732.jpg

FASE 1 – Por fin en casa…

27 de junio de 2012

El 14 de junio me dieron el alta, en la Unidad de Obesidad me explicaron todo perfectamente. Medicación a tomar, las dos primeras fases de alimentación, dudas… como siempre da gusto con ellos.

Llegar a casa siempre es una bendición, pero cuando por fin te has quitado la operación de encima, es un verdadero gustazo. En la calle hacía muchísimo calor, y la casa al llegar estaba limpita y fresquita, daba gusto.

Antes de ir al hospital dejamos la casa limpia como una patena y la nevera bien limpita sin nada de comida perecedera, al llegar, Manuel lista en mano se fue a Mercadona a comprar para preparar el caldo de verdura desgrasado, claro no teníamos de nada!! y a la farmacia por supuesto.

La verdad es que no me hacía ninguna ilusión ponerme a cocinar, pero entre Manu que es muy apañado y yo conseguimos preparar el caldo.

Os explico un poquito en que consiste la FASE 1 de duración 10 días.

Desayuno: Zumo de cualquier fruta colado (preferiblemente de naranja) 200ml.

A la hora: Un yogur líquido desnatado y edulcorado 200ml. o leche desnatada 200 ml. (sólo lo encontré en Mercadona y sólo de piña) (una muy buena amiga me comentó que lo tienen en DIA natural, pero no tengo un DIA cerca de casa) es importante tener en cuenta que no es fácil de encontrar.

Comida: Un caldo de verdura, hueso de ternera, punta de jamón. 200ml. (Se puede sustituir por gazpacho sin pan colado, para un litro una cucharada sopera de aceite) Para desgrasar el caldo es muy útil un colador de algodón, lo venden en “los chinos”.

Merienda: Un yogur líquido desnatado y edulcorado 200ml. o leche desnatada.

Cena: Un caldo de verdura, hueso de ternera, punta de jamón. 200ml. (Se puede sustituir por gazpacho sin pan colado, para un litro una cucharada sopera de aceite)

Según llegué me tomé el caldito y me entró un sueño que no podía, estaba muy cansada. En el hospital tienes el oxígeno, tienes el suero y cuando te lo quitan te da el bajoncillo, al parecer es normal, así me lo dijo uno de mis cirujanos.

Pero es muy importante hacer todas las tomas y 20 minutos después continuar bebiendo a buchitos agua durante todo el día. Como opciones se puede beber agua, agua saborizada, nestea sin azucar, Aquarius sin azucar… Es importante no dejar de beber líquido durante el día para estar bien hidratada y para acostumbrar al nuevo estomago.

Y se puede beber hasta 20 minutos antes de la siguiente toma, para que el estomaguín esté vacio y le quepa la comida.

El resumen de los primeros días es, mucho cansancio, a mi en concreto me dieron nauseas, era oir hablar de comida y me daba asquito (ojo, este fue mi caso, hay gente que sólo está cansada, no tiene nauseas). Luego las nauseas se van pasando.

Me acuerdo que en el hospital Manuel se comió un bocadillo de la cafetería de tortilla con pimientos verdes. Y yo le pregunté, ¿has comido bien? ¿qué has comido? y cuando me dijo “bocadillo de tortilla con pimientos” fue como si lo oliera buagggg jajajaja

Si así fue, os lo cuento para que os riais, parecía una embarazada con nauseas. Imaginaos, en bata por los pasillos, acariciándome la tripita por los gases y con nauseas jajajaja Y por supuesto con la otra mano en la espalda porque me dolía por mi hernia discal. ¿os lo imaginais verdad??

Es importante que sepáis para las que os estéis llevando las manos a la cabeza al ver las cantidades de la FASE 1, que cuando sales de la operación tu sensación de apetito ha desaparecido, literalmente no tienes hambre. En ningún momento del día. Comes porque te toca comer. Cuando Manuel tiene hambre me doy cuenta de que es la hora. 🙂

He decidio ponerme alarmas para cada toma, para que no se me pase. Es muy importante hacer las 5 o 6 comidas que te mandan, para estar bien nutrida. Las más imporantes del día son los yogures o la leche, porque es nuestra ración de proteina. La proteína ayuda a cicatrizar más rápido y es lo que hará que se mueva el motor. El caldo y el zumo no aportan casi nada en los comienzos ya que son casi agua y encima son colados, pero igualmente son igual de importantes para que el cuerpo queme calorías, el metabolismo se activa si haces tus 6 comidas.

En el hospital te recalcan que es muy importante vigilar las deposiciones y en el caso de que sean negras o rojas, hay que ir a urgencias para que te revisen por si hubiera una pequeña hemorragia.

Tras un Bypass Gástrico ir con menos frecuencia al baño, por lo menos al principio es bastante normal, comes muy poca cantidad y todo va más lento.

Es importante vigilarlo y en el caso de que así fuera acercarse al hospital.

Cansancio, cansancio y muchos líquidos… pero la báscula empezaba a dar resultados.

Empecé el proceso con 124,200 kg. peso máximo.

Tras la dieta de optimización (dieta pre-operatoria) peso 113 kg.

En 6 semanas perdida de peso 11,200 kg.

Llegué a casa del hospital con 112,7 kg. (es normal no bajar de peso e incluso coger, hay que tener en cuenta que para la laparoscopia te llenan el abdomen de un gas y estas con sueros).

El día 24 de junio al finalizar la dieta de la FASE 1 mi peso es de 106,4 kg.

En 10 días mi perdida fue de 6,300kg.

PESO ELIMINADO TOTAL – 17 ,500kg.

Muy contenta!

Mis días de hospitalización

26 de junio de 2012

El lunes 11 de junio de 2012 fue mi intervención, se me olvidó contaros que tras la cirugía tienes bastante frío y en reanimación te ponen una tobera de aire calentito que te hace entrar en calor, debajo de la sábana. Eso es muy reconfortante. Es un detalle pero quería comentarlo.

Esa noche dormí como una bendita aunque siempre te parece poco, es normal…

El martes 12 de junio me levantaron de la cama, es una cama especialmente preparada para este tipo de  operaciones. Es una cama que parece de película se hace sillón, y el colchón es el mejor que he probado en mi vida. Si me hubieran dejado me lo hubiera llevado a casa. 🙂

Mi operación fue por laparoscopia, me realizaron cinco incisiones como de un centrímeto y medio, que cerraron con grapas. Es muy importante al día siguiente ponerte en pie para empezar a caminar y evitar trombos, la sangre tiene que fluir por el organismo. Así que dos enfermeras vinieron pusieron despacito la cama como un sillón para que me levantara, me mareé un poquito, pero en seguida me levanté.

Con ayuda caminé hasta el silloncito de la habitación y allí me senté. El Dr. Ruíz de Adana, mi cirujano, vino a primera hora y en reanimación también estuvo conmigo, por lo menos cuatro veces para asegurarse que todo iba bien.

Me revisó las incisiones me quitó los apósitos y sin ellos me dejó, para que empezaran a curarse. Me dijo que estaban muy bien.

Los dolores que tenía eran los propios de la cirugía, y por los gases. Dolor en la boca del estómago, y en el vientre en general  pinchazos por los gases de la laparoscopia.

Me dijo que era normal, que tan pronto como pudiera que me diera paseos por el pasillo, pero que primero empezara por la habitación hasta que se me quitaran los mareos. Y que empezara a beber agua fría a buchitos pequeños y de desayuno me trajeron una manzanilla o poleo menta. Yo cogí poleo menta, me sienta mejor. Durante ese día conseguí terminarme el poleo menta, me duró casi toda la mañana. Y media botella de agua mineral fria de 50 cl.

En mi caso por mi problema de columna tuve morfina durante y trás la operación por eso me mareaba tanto.

Ese día ya me di un pequeño paseo por el pasillo con Manuel, los paseos son fundamentales para eliminar los gases. Allá que fui yo con mi carrito con el suero y la analgesia… pelin mareada y con molestias, pero haciendo caso a los médicos. Y esa misma tarde me duché, con ayuda de Manuel, es un santo.

Y si mano de santo, un paseo por la mañana otro por la tarde y otro justo antes de dormir para que los gases se fueran moviendo. No os voy a engañar los gases duelen, notas pinchazos, pero no dejan de ser gases, para combatirlos te ponen paracetamol y alivia muchísimo.

Por supuesto seguí haciendo bolas cada 15 minutos para expectorar.

El miércoles 13 de junio, mi desayuno si fue un poleo menta!! que también me duró lo suyo. Al levantarme de la cama tenía bastantes nauseas que también tuve el martes, al parecer también muy normal, está todo muy reciente.

Ese día la comida fue un caldito de verduras y ave, me sentó muy bien, lo comí muy despacito con cucharita de postre, se me enfrió bastante pero como estamos en verano no me importó, casi lo prefería, la merienda fue un actimel 0% (jamás un Actimel me había parecido tan grande) la cena fue lo mismo un caldito sólo me tomé medio. Y durante el día agua fria a buchitos pequeños, todo el día para estar bien hidratada. Yo seguía algo mareada y sin parar de hacer bolas y paseos.

Vinieron a verme muchos amigos durante los días de ingreso, esas visitas para mi fueron muy importantes ya que me hicieron casi olvidarme que estaba en un hospital, tuve muchos mensajes de apoyo y llamadas de aliento, tuve mucho cariño por parte de todos, me sentí realmente arropada. Muchas gracias a todos.

El jueves 14 de junio, por la mañana me dieron un zumo de naranja y un actimel de desayuno y me dieron el alta. Los cuatro días mis cirujanos el Dr. Adana y el Dr. Hernández, estuvieron muy pendientes de mi, así como todo el equipo de la Unidad de Obesidad Mórbida de Getafe y el personal de planta.

Me advirtieron que mi estomaguito era de 30cc y que tenía una malabsorción creada con el bypass gástrico de 1 metro de intestino. Que al llegar a casa, estaría muy cansadita al retirar el oxígeno y el suero. Que toleraba bien y que si me sentía bien me daban el alta. Les dije que si y preparamos la maletita para irnos a casa. No nos lo podíamos creer, nos ibamos a casa.

Antes de marcharnos, el cirujano me dio el informe de la operación, le preguntamos algunas dudas y fuimos a la Unidad de Obesidad para que me explicaran las dos primeras fases de alimentación.

Llegamos a casa derrotaditos y la realidad fue que me pase toda la tarde durmiendo.

Todo había pasado, estaba en casita sana y salva. En ese momento realmente comenzaba la aventura…

Ya estoy de vuelta, el pasado 11 de junio de 2012, di el siguiente paso a mi dieta de optimización, llegó el momento esperado y me hicieron un Bypass Gástrico.

Ingresé en el Hospital Universitario de Getafe a las 8:00h.  de la mañana, en la recepción me indicaron mi habitación la 260, lo que se dice un número redondo!!

Allí llegué yo muy bien acompañada… Mi marido, mi hermana, mi madre, mi suegra, mi amiga Cris… coloqué todas las cositas que llevaba en mi maleta bariátrica en la habitación.

Cuando dejé todo ordenadito, me tuve que duchar con un jabón líquido rojo para desinfectar y dejar la piel estupenda para la cirugía, aunque yo lógicamente fui duchadita de casa.

Me tuve que poner un camisón grandote que me dieron y unas medias de compresión (estas medias son para evitar trombos durante la operación), iba bastante sexy, me quite los anillos y la goma del pelo y a la cama a esperar.

A las 10:15h. me tuve que tomar un liquidito de limón que sabía bastante ácido, creo que es para neutralizar los acidos del estómago, justo cuando llegaron dos celadoras para llevarme a quirófano. Fueron encantadoras, fuimos haciendo bromas hasta llegar a la antesala del quirófano. Lo cierto es que iba bastante tranquila…

Una vez allí, tuve que esperar hasta que viniera mi anestesista, en lugar de esperar tumbada me senté en la cama, por mi problema de espalda no aguantaba tumbada tanto tiempo, la gente del hospital alucinaba de verme sentada en lugar de tumbada, pero yo estaba así más a gusto.

Llegó mi cirujano, mi anestesista y mi doctora y allí me encontraron sentadita. Me hicieron algunas preguntas del protocolo y me dijeron que todo iba a salir muy bien, que estuviera tranquila, que había hecho muy bien la optimización y que eso tendría sus frutos.  Perdí 11 kg antes de entrar en quirófano durante las 6 semanas previas a la intervención. Mi peso el domingo 10 de junio  fue de 113 kg.

Cuando se fueron sabía que en breve me bajarían al quirófano, así que me quedé esperando y  cada vez llegaba más gente a la antesala del quirófano, allí nos pusimos a charlar y nos dimos ánimos los unos a los otros de una cama a otra… Lo que me gusta hablar madre!!

 

 

 

 

 

 

 

Entré en quirófano a las 11:00h. y salí sobre las 15:30h. aproximadamente. Me desperté en la sala de reanimación, en el Hospital de Getafe se llama la REA.

Estuve en reanimación 9 horas hasta las 00:30h. de la noche, a esa hora me pasaron a planta.

En reanimación te controlan las constantes vitales, constantemente, te cuidan de maravilla y yo lo que más hice fue dormir y ejercicios de bolas…

Creo que no os he explicado que tras la operación es muy importante hacer los ejercicios de las bolas, consiste en coger aire, expulsarlo y cuando se te vacían los pulmones coges aire por la boquilla del aparatito y coges aire, al hacerlo tienes que conseguir  subir las tres bolas. Estos ejercicios son muy importantes para expectorar tras la operación, eliminar las posibles flemas y algún residuo de sangre de los pulmoncillos. (Es un poquito asqueroso de contar, pero está bien saber, porque es importante). Durante la operación una máquina respira por ti, ya que es una operación de precisión los pulmones no funcionan al 100% y se llenan de mucosidades que luego hay que expulsar para respirar mejor. Por eso al salir de la operación te ponen oxigeno.

En todo momento el trato fue buenísimo, expulsé muy bien la anestesia y no tuve ninguna complicación tras la cirugía, como era de esperar. 🙂

Lo único es que no hacía pis y me tuvieron que sondar, pero al parecer es bastante normal.

A las 00:30h.  de la noche me subieron a planta, mi marido a esas horas ya estaba solito esperándome como agua de mayo. Y allí aparecí yo… deseando abrazarle para decirle, ya ha pasado todo y me encuentro muy bien. Y así fue. El beso fue de película, hasta aquí puedo escribir…

Desde luego que llegas con poco cuerpo de jota, lo que quieres es dormir y dormir, y eso hice, dormir y dormir… estas mareadilla, cansadisima y con mucho sueño… literalmente te sientes un bebé.

Esta fue mi experiencia el día de la operación, el día en el que volví a nacer, el día en el que comenzaba mi nueva vida.

¡¡Optimizando!!

10 de junio de 2012

El 26 de abril fue la fecha en la que comencé mi optimización hace hoy 6 semanas, para mi ese día, fue realmente cuando empezó el proceso de cambio hacia mi nueva vida.

Optimización: es la dieta preparatoria que se tiene que realizar antes de la cirugía de Bypass Gástrico (por lo menos en mi hospital). Esta dieta, claramente, te hace perder bastantes kilos, el objetivo es reducir al máximo la grasa del hígado para así conseguir tener menos adherencias y así poder tener mejor acceso al estomago el día de la intervención.

“Es realmente importante hacer esta dieta perfecta, MUY IMPORTANTE, ya que facilitará el proceso en la intervención y reducirá riesgos  y el tiempo de anestesia”.

😉

Así que para mi desde el minuto cero, no hubo nada más importante en mi vida que hacer la dieta a la perfección.

Es como cuando sabes que te vas a meter en la  piscina y antes de tirarte coges aire, te tapas la nariz y te tiras, sabes que lo vas a conseguir y que después de tocar fondo vas a subir a flote y que todo seguirá igual, pero en este caso al salir de la piscina todo será algo nuevo para ti, habrá algunos cambios, pero unos cambios hacia una vida  llena de salud, una vida maravillosa,  pero tu por si acaso te tapas la nariz, jajaja…

Yo os cuento, el 26 de abril me tapé la nariz, y me tiré en bomba a la piscina,  y dije,  a por todas Isa, no sabía que iba a tener que pasar por este proceso, pero una vez que ya tienes tanta información y te lo explican tan bien y sabes que es lo mejor, no lo dudas, y  yo no lo dude…

Esta ha sido mi optimización, durante 6 semanas he combinado 2 batidos Optisource (un batido en la comida y otro en la cena) con una dieta muy baja en calorías de alimentos muy sanos.  Con sinceridad la dieta se lleva fenomenal, yo no he pasado hambre en todos estos días. Las cantidades son muy reducidas con el fin de ir acostumbrando al cuerpo y lógicamente para perder más peso.

Es importante saber que es una dieta con control médico muy estricto, cada 15 días me han realizado analíticas completas para asegurarse que todo me estaba sentando bien.

Es una dieta basada en proteínas, una dieta muy fuerte, que SÓLO se realiza antes de una intervención de este tipo durante unos cuantos días. Es muy efectiva, pero no es muy buena que digamos para una persona que no vaya a pasar acto seguido por quirófano. Como muchos sabéis si haces una dieta muy estricta el organismo cuando la finalizas, y más si vuelves a diferentes patrones de alimentación, dice, esta es la mía, y entonces es cuando viene el rebote o efecto yo-yo.

Durante estas seis semanas he combinado la dieta con el poco ejercicio que puedo hacer debido a mi problema de columna que ya conocéis, básicamente he logrado darme cada día una vuelta a la manzana de mi casa.  Pero si que me recomendaron en el hospital algunos ejercicios para fortalecer las piernas con este aro de Pilates, y unas mancuernas de 1kg cada una para fortalecer pecho y brazos. Yo estos ejercicios no he podido hacerlos pero os lo comento para los que podáis.

Pero en lo que he sido muy constante es en cuidar mi piel, hidratándola con Crema Nivea de tarro azul y rosa mosqueta 100%, que podéis encontar en herbolarios o en farmacia para prevenir estrías. No se si al final de los días me hará algo, pero todo el mundo me dice que es la mejor crema para tener la piel bien hidratada, con elasticidad, preparada para una bajada de peso muy drástica que dejará huella. Así que todos los días por la mañana tras la ducha me untaba de crema de cuello para abajo… jajajja.

Bueno, lo que más ilusión me hace contaros de todo esto, son los resultados tras estas 6 semanas, comencé mi optimización el 26 de abril de 2012, pesando 124,2kg, por cierto mido 1,72, y hoy 10 de junio de 2012, a un día de mi intervención, mi peso es de 113,2 kg.

“He eliminado de mi vida 11 kg.”

Después de todo lo que os he contado, el esfuerzo creo que claramente ha merecido la pena… todo mi apoyo y cariño par a todos los que estáis en este proceso o los que estáis pensando si tiraros a la piscina. Yo lo he hecho y allá voy…

Pues si, como os dije finalmente conseguí un traslado al Hospital Universitario de Getafe, en Madrid.

Eso significó una primera consulta en la Unidad de Obesidad Mórbida… el proceso continuaba en el hospital en el que realizarían mi cirugía.

La acogida fue cálida desde mi primera llamada a la Unidad, mi querida Juani, secretaria de la Unidad fue la primera persona con la que tomé contacto, su apoyo fue claramente importantísimo en todo este proceso. Rosa secretaria de la Unidad, me brindó todo su cariño y comprensión desde el primer momento.

Mis primeras consultas fueron con Eva y Anabel enfermeras de la Unidad, que puedo decir, siempre han derrochado cariño y entendimiento y me han transmitido mucha moral, en todo este proceso. La aportación de cada una de ellas ha sido y está siendo vital para seguir adelante.

El Dr. Juan Carlos Ruíz de Adana es mi cirujano, en esta primera consulta revisó todo mi historial y desde el minuto uno, me dio todo su apoyo para la cirugía. En todo momento desde que empezó el proceso supo escucharme, fue cercano, se supo poner en mi lugar y comprender mi situación y eso me dio mucho ánimo y sobre todo tranquilidad.

Siento una gran seguridad sabiendo que estoy en manos de un profesional como lo es el Dr. Ruiz de Adana y esto es imporantísimo. Como os conté durante dos años he estado investigando hasta la saciedad en Internet, en asociaciones, publicaciones, compartiendo experiencias con gente maravillosa y sólo he tenido formidables referencias de mi cirujano.

Como veis no es para menos. http://www.d-medical.com/equipo/dr-juan-carlos-ruiz-de-adana/

En primer lugar debido al cambio de hospital tuve que pasar de nuevo por endocrinología para que estudiaran mi caso y me dieran el visto bueno para la operación. Para mi fue como dar un paso atrás, por el tiempo de espera que hay entre una consulta y otra, esto ya lo había vivido en mi hospital de origen, pero el protocolo era así.

Es muy importante tener tú historial controlado, todas tus pruebas organizadas y al día. Por ejemplo, pruebas ginecológicas, informes de las últimas revisiones de todas las patologías asociadas a la obesidad, resonancias, pruebas, analíticas y por supuesto todas las pruebas que la Seguridad Social te ha ido realizando durante meses.

Yo llevé todo mi historial desde el principio de los orígenes, ordenado cronológicamente por patología… si no, me pierdo. 🙂

Esto fue muy importante, llevé fotocopia de todo lo más importante y que pudieran solicitar.

¡¡Menos mal que tengo a mi Manuel!

Cargada de nervios por pasar endocrinología de nuevo, ya que por mi problema de columna para mi esta operación era fundamental, por parte de la endocrina, también tuve su apoyo y pasé a cirugía.

Y por fin comenzó a ir todo más deprisa, tuve cita de nuevo con mi enfermera, el cirujano y me volvieron a explicar la operación, firmé el consentimiento informado y me dieron cita con la anestesista, por cierto un amor de mujer.

La anestesista me preguntó por la medicación que tomaba, si fumaba y me midió la garganta (esto lo hacen porque durante la operación te intuban para controlar la respiración). En todo momento fue cariñosa y accesible y le pude preguntar algunas dudas.

Una vez que pasas la consulta con el anestesista entras en lista de espera… esto básicamente es como si te has graduado. Te ponen un sello y te anotan en la lista de pacientes pendientes de cirugía, lo que viene a ser una lista de espera.

Salí del hospital con mucha ilusión porque sabía que esta operación era por mi bien y esto era un paso muy importante, un logro más en este proceso.

Durante el tiempo que estuve en lista de espera, tuve la mala suerte de tener que operarme de urgencia de la columna como os conté ayer.

Cuando pude verme de nuevo con mi cirujano de la Unidad de Obesidad, tras la operación de columna, me explicó, que estando en lista de espera existe un protocolo por el cual mi operación podría realizarse dejando entre medias seis meses. Seis meses para que pudiera recuperarme de dicha operación e ir en las mejores condiciones a mi cirugía de Bypass Gástrico.

Y así fue, poco a poco fue pasando el tiempo, no dejé de verme con mi cirujano de la unidad durante ese tiempo, y pasados esos seis meses, tuve que esperar mi turno dentro de la lista de espera.

Al final, llegó el momento en el que en la unidad, me confirmaron que mi operación sería el 11 de junio de 2012, vamos en 9 días de nada…

Me dieron cita para empezar mi proceso de optimización y ahí empezó realmente todo…

He de añadir, que el éxito de la Unidad de Obesidad Mórbida, del Hospital Universitario de Getafe, lo da la unión de buenos profesionales, con una inmensa calidad humana, que por su forma de ser y por su aportación, cada uno desde su ámbito profesional, hace que se consiga un apoyo y atención global al paciente.

Fuerza y coraje

2 de junio de 2012

Durante todos estos meses no he dejado de luchar, no he dejado de sonreir, no he dejado de desear volver a recuperar mi vida…

Si esto ha sido posible, ha sido porque no he permitido que mi mente tome el mando, no he permitido que coja el timón de mi vida.

Es fácil caer y dejar que la mente nos hunda… he tenido momentos de mucho dolor, momentos en los que he pasado mucho miedo y muchos momentos en los que no he parado de llorar.

Pero es en esos precisos momentos, en los que yo jamás he estado sola.

Quiero agradecer a todas las personas que están en mi vida y están siguiendo de cerca este proceso su cariño incondicional, su ayuda, su apoyo, su entrega…

Con sinceridad, no creo que hubiera podido llegar donde estoy hoy, sin sus palabras, sin su aliento, sin su paciencia, sin su amor… (ya estoy llorando, jope… me había prometido que no lo haría)  🙂

Tengo motivos para emocionarme… tengo motivos para dar las gracias, por todo el amor que tengo en mi vida.  Y por toda la fuerza y coraje que infunden en mi día a día.

GRACIAS

Un parón en el camino…

1 de junio de 2012

 

 

 

 

 

 

 

Todo el proceso hacia mi bypass gástrico comenzó en 2010… consultas médicas, pruebas, más pruebas, cambios de hospital y finalmente me operaría en el Hospital Universitario de Getafe.

Más de dos años de espera entre unas cosas y otras dan para mucho, al principio cuando te dicen que tienes que operarte de Bypass Gástrico como os dije, el miedo te invade… te dan ganas de salir corriendo. Es normal que lo sintáis.

Esto fue lo que pensé yo:  “Ni loca me opero, ni loca…” 🙂

Cuando después de tantas pruebas descubres las enfermedades asociadas que tienes, no es fácil vivir con ello.

Cuando tomas contacto con la realidad y descubres que tu esperanza de vida puede disminuir del orden de 12 años, lógicamente la cosa cambia y al final estás deseando que te operen. Creerme es así.

Lo que yo no pensé jamás, es que encima de saber que tenía que pasar por todo esto, la vida me iba a traer algo más…

Como os explicaba en mi post “Muchos cambios…” mi espalda se lesionó al engordar y progresivamente fue a peor.

En febrero del 2011 mi espalda no pudo más, comencé con unos dolores muy fuertes que me bajaban por la pierna izquierda desde la nuca,  y que me impedían caminar, y por supuesto hacer cualquier tipo de esfuerzo, empecé a necesitar ayuda para levantarme de la cama, para ducharme me ayudaba de un taburete, no podía hacer una vida normal.

Manuel, mi pareja (queda oficialmente presentado), me dejaba la comida del día preparada ya que él tenía que irse a trabajar.

Al principio pensé que sería algo pasajero una sobrecarga y ya está… todos los que tenemos hernia discal sabemos que cuando da la lata, la da y da fuerte. El tiempo seguía pasando y a pesar de ir a rehabilitación y de todo los tratamientos analgésicos mi espalda no mejoraba, es más fue empeorando.

El 29 de septiembre de 2011, me tuvieron que ingresar de urgencia por la hernia discal en el Hospital de San Rafael, ya que el disco se desplazó de tal forma que me atrapó  los nervios, esto me anuló la función de la vejiga y por eso tuvimos que salir corriendo, bueno corriendo no, vinieron a buscarme y me llevaron en ambulancia. Como en las películas. Pasé muchísimo miedo.

Al llegar me sondaron y pudieron controlar el tema de la vejiga que volvió a la normalidad. El resultado de todo esto fue que para poderme controlar los dolores, tuve que estar con una bomba de morfina durante 4 días, y el 3 de octubre de 2011 me realizaron una operación de urgencia de columna.

Tras la operación el neurocirujano le dijo a Manuel, mi pareja, que 6 meses más, y no hubieran podido hacer nada por mi pierna ya que literalmente el médico dijo que tenía un hernión, que me estaba aplastando los nervios y no los hubieran podido recuperar.

Salí de la operación sin sentir de cintura para abajo hacia la pierna izquierda, poco a poco a lo largo de los meses fui recuperando sensibilidad y fuerza, aunque a día de hoy después de 7 meses tengo que decir que no tengo la misma fuerza en la pierna y que aún no he recuperado toda la sensibilidad en el pie izquierdo.

Por desgracia en el mes de febrero de 2012, me volvieron dolores fuertes de la cintura hasta el pié y a día de hoy me han dicho que se ha reproducido la hernia discal y que tengo una extrusión discal migrada y se ve comprometida la raíz nerviosa. Ahora más que nunca necesito la operación de Bypass Gástrico, tengo que recuperar mi vida.  Necesito perder peso para poder volver a tener movilidad, caminar, trabajar y hacer lo que es una vida normal.

Ahora lo que más deseo en este mundo es que la operación de Bypass Gástrico sea un éxito, conseguir bajar de peso y evitar si puedo una segunda operación de columna, que a día de hoy me dicen que es casi segura.

Este parón en el camino, fue un motivo más que me reafirmó en mi decisión.

Si o si necesito ayuda y ahora si voy a perder peso para recuperar mi salud.

No es necesario llegar a esto, para tomar la decisión. Yo ahora sólo doy gracias a que en su momento se puso todo en marcha, teniendo en cuenta las listas de espera que hay para operarse y conociendo de primera mano mi situación actual.

Si he querido compartir todo esto con vosotros, es porque quiero que sepáis que nunca hay que rendirse. Yo no me he rendido y realmente a día de hoy no puedo caminar nada más que una vuelta a la manzana y descansando, pero no me rindo.

No he dejado que el miedo me paralice, cada día cuando me despierto sólo pienso en avanzar, con mucha ilusión.

Echo de menos mi vida como era antes, echo de menos hacer la compra, limpiar, ver una película entera, ya que no aguanto sentada en una misma postura, conducir, trabajar, viajar, todo lo que pudiera llamarse una vida normal.

A día de hoy llevo 1 año y 3 meses de baja y estoy deseando poder volver a recuperar mi vida, espero poder compartir todos mis logros con vosotros.

No sabemos lo afortunados que somos, yo lo soy, dentro de 10 días me realizaré una cirugía de Bypass Gástrico y estoy segura que esta experiencia me traerá un antes y un después a mi vida.

Una Mamá Novata

El [blog+vlog] de maternidad consciente y crianza respetuosa para familias con bebés y peques.

BEBESPERA

Relatos de una (esperamos) futura mami buscando a (esperamos) su futuro bebe

Mi gran combate: mi cáncer

Blog que cuenta las vivencias, experiencias, consejos y pensamientos de una chica de 33 años al que le detectaron un cáncer de mama con metástasis con el fin de aportar su granito de arena a otros luchadores

Bypass Gástrico New Life

"No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio" Charles Darwin